Estas son las enfermedades de piel más comunes en las mascotas

123 RF 123 RF

A pesar de que convives diariamente con tu mascota, muchas veces no te das cuenta de las señales de alerta que muestra su piel, que pueden estar asociadas a una enfermedad.

Como en los humanos, los animales también pueden desarrollar sensibilidad en varias partes de su cuerpo, ya sea por contacto con agentes extraños, por malos cuidados o simplemente por predisposición genética de su raza. Si no son tratados a tiempo, los síntomas se pueden tornar crónicos y generar una afectación mucho peor.

La señal más común de molestia en perros y gatos, por tener abundante pelaje, está asociado comúnmente con la rasquiña, por lo que los dueños pueden ver completamente normal el hecho de que su mascota se rasque o lama, pensando que es solamente por presencia de pulgas o porque sí.

La médico veterinaria Daniela Peñaranda, especialista en homeopatía, nos explica que son muchas más las razones por las que tu perro o gato se pueden rascar o lamer, al punto de generar lesiones con sangrado y secreciones.

Esto te interesa: Las enfermedades que comparten perros y gatos

Las enfermedades a nivel cutáneo más comunes en mascotas pueden ser hongos, pododermatitis, piodermas o por alergia a las pulgas. Estas patologías pueden ser más comunes en algunas razas como los gatos Persas, quienes son comúnmente afectados por hongos, o los Bulldogs, que sufren por lo delicadas que pueden llegar a ser sus arrugas y pieles.

Hongos

Este tipo de infección es una de las que se puede encontrar con más frecuencia en ambas especies. Como se mencionó anteriormente, se puede generar en aquellas zonas donde se concentran todo tipo de suciedades: en el pelo, en las uñas, en la piel, especialmente en razas con arrugas.

Tanto en perros, como en gatos, la infección puede ser bastante contagiosa, por lo que se recomienda mantenerlos separados de otros animales y humanos.

Se trata de una afección tópica, debido a que, tras instaurarse en el animal, se colonizan y reproducen en las capas superficiales de la piel. Existe una extensa variedad de hongos, por lo que su identificación  y tratamiento debe establecerlo tu veterinario.

Pododermatitis

A pesar de que las patas de tu mascota están diseñadas para soportar más maltrato que otras partes de se su cuerpo, estas también pueden verse afectadas al tener contacto con agentes corrosivos o por el simple hecho de no recibir un buen cuidado por tu parte, generando heridas tan dolorosas, que puede llegar al punto de hacerlos cojear.

Cada vez que sales a pasear a tu perro, o cuando dejas salir a tu gato, este camina por diferentes superficies que varían en humedad y contextura, lo que promueve la acumulación de bacterias y la formación de heridas que resultan ser bastante dolorosas.

Si ves que en medio de sus almohadillas, en sus dedos o en la superficie de sus patas se presentan enrojecimientos,  heridas, secreciones o decoloraciones en el pelaje, es síntoma de que a tu mascota la puede estar presentando Pododermatitis. Él tratará de lamer y rascar esta zona insistentemente.

Para tratar de evitar este tipo de infecciones, puedes limpiar y secar las patas de tu mascota después de que esta haya pisado pasto mojado y otras superficies que puedan generar algún tipo de afectación. Daniela, desde su experiencia, explica que son los Bulldogs y los los Golden Retriever los perros que más pueden presentar esta afectación, por sus condiciones físicas.

Piodermas

Estas son infecciones por bacterias en las cuales hay presencia de pus y en algunas ocasiones se evidencia la caída del pelo. Cuando no se cae, este tapa la infección y genera que los dueños no se percaten de la presencia de la infección, por lo que es muy importante que examines periódicamente a tu mascota.

Conoce estas Razones por las que todos deberíamos tener un gato en casa

Puedes buscar en su cuerpo protuberancias anormales, que tal vez estén cubiertas por su pelaje, pero que despidan un mal olor, contengan pus y generen una costra. Tu mascota se puede quejar por el dolor y tratará de lamer la zona, lo que puede generar que la infección se propague.

Alergia a las pulgas

Esta es una de las patologías más comunes que pueden presentar principalmente los perros, algunos de los cuales no pueden tolerar la picadura de estos insectos que son considerados parásitos externos.

Los animales pueden poseer una alergia tan aguda, que basta con la picadura de una sola, para que se desarrolle una fuerte reacción que va evolucionando con el pasar de los días. Es tanto el escozor, que el perro puede abrirse heridas en su parte posterior, usualmente en la zona de la base de su cola, y perder por completo el pelaje de este espacio. Literalmente se lo arrancan.

Daniela Peñaranda recomienda hacer uso de los productos que están presentes en el mercado, especializados en la erradicación de este tipo de plagas. Las dosis de los anti pulgas suelen ser administradas con un mes de separación, aunque en los casos más severos es válido hacer la aplicación en el día 28 o 29, para prevenir la aparición de uno de estos insectos que pueda afectar a tu mascota.

Qué debes y qué no debes hacer

Como veterinaria homeópata, Daniela recomienda siempre acudir a un profesional para que diagnostique el tipo de afectación y defina el tratamiento, que varían con cada uno de los síntomas y que van desde simples limpiezas, hasta tomas de muestras de piel por medio de raspados y hospitalizaciones a causa del dolor del animal.

Siempre es necesario tener en cuenta que, además de los baños medicados y las limpiezas, en algunos casos es necesario proporcionar antibióticos vía oral o inyectados, para empezar a combatir las infecciones desde adentro, para casos en los que se hace difícil la limpieza o el dolor es evidente.

Desde la homeopatía se pueden tratar estas afectaciones, pero a la recuperación contribuye el dueño del animal, quien debe tener presentes todas las recomendaciones, por ejemplo, la veterinaria sugiere no usar ningún tipo de perfumes, ya que estos están creados para satisfacer a los dueños, más no aportan algún beneficio a tu mascota y también pueden generar alergias.

Al desarrollarse estas molestias, el peludo puede rascarse, formar una irritación por donde seguramente van a ingresar bacterias y dejar como resultado una infección como las que ya fueron mencionadas anteriormente.

Aprende sobre Los beneficios de dormir con tu perro

Tampoco es recomendable acudir a los remedios caseros como aceite quemado, que usualmente es suministrado en las zonas rurales para tratar de controlar las infecciones. Tampoco es correcto el uso de jabones de ropa, ni de humanos, pues lo mejor es implementar productos para animales, que no tengan componentes corrosivos y sí un ph neutro.

Es bastante importante que sigas las indicaciones del médico veterinario al pie de la letra, es decir, si le formula un antibiótico por cinco días, ese debe ser el tiempo que sea suministrado, para evitar que las bacterias generen resistencia y en un futuro los daños sean peores.

Los shampoos que contengan clorhexidina, por ejemplo, que son usados para tratar enfermedades de la piel, no deberían ser suministrados constantemente, ya que si se usan en cada baño del animal, que debería ser cada uno o dos meses, podrían generar resequedades y problemas que impidan la mejora de la enfermedad.

Lo que sí puedes hacer es buscar productos en el mercado que fortalezcan su piel y pelaje por medio de vitaminas. Esto, con mayor razón, si poseen un perro de raza Golden Retriever, pues son propensos a sufrir de afecciones en su piel.

**Fotografías: 123RF

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.