¿Tu perro tiene problemas estomacales? Sigue estos consejos

iStock iStock

Los malestares estomacales son una de las principales causas de consulta veterinaria. Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber al respecto.

 Es frecuente recibir llamadas angustiantes de parte de algunos propietarios advirtiendo lo siguiente: “Doctor, mi perro tiene diarrea muy fétida, ruidos en el estómago, decaimiento y vómito. ¿Será grave?”. La única respuesta sensata: la gravedad dependerá de lo ágil que sea diagnosticado y atendido dicho padecimiento. Como medida inmediata, mientras es atendido profesionalmente el animal, debemos mantener una adecuada hidratación.

Las diarreas en los perros son una de las afecciones más recurrentes. Dicha situación es uno de los signos o síntomas que indican la probable presencia de una gastroenteritis infecciosa en nuestro perro. En términos generales, las gastroenteritis infecciosas afectan a caninos de todas las edades y razas, no hay ninguna que sea absolutamente resistente, pero el pastor alemán y bóxer parecen estar un poco más predispuestos.

Te recomendamos leer: Conoce cómo alimentar de forma adecuada a tus mascotas

Se entiende por este padecimiento como la alteración del funcionamiento normal del proceso digestivo originado por una inflamación de la membrana interna del mismo causada por virus, bacterias o parásitos. Pero no todas las diarreas son de origen infeccioso, también pueden ser originadas por el consumo de alimentos en descomposición, dietas inadecuadas, ingestión de cuerpos extraños, alteración de la flora intestinal por la administración de algunos medicamentos, enfermedades metabólicas, pancreatitis, entre otras causas.

El diagnóstico requiere de un examen clínico completo, el cual incluye el análisis de una muestra de materia fecal del animal y pruebas de sangre. De igual manera podría estar indicado realizar pruebas de imaginología, como rayos x o ecografía, para descartar la existencia de cuerpos extraños o masas obstructivas.

Mira también: ¡No a las amputaciones estéticas en mascotas! Aquí las razones

El ayuno por 24 horas, acompañado por la administración venosa de sueros y electrolitos podría ayudar a recuperar la mucosa intestinal. Además, dependiendo del origen de la patología, se deberán administrar protocolos terapéuticos que incluyen antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios. Mientras el animal se va recuperando puede ser mucho más conveniente administrarle dietas blandas a base de carnes blancas como el pollo o pavo.

¿Cómo prevenirla?

Es muy importante evitar las gastroenteritis infecciosas en los perros, sus consecuencias podrían llegar a ser fatales. Aquí, algunos tips que serán de gran ayuda.

  • Los cachorros deben iniciar de manera oportuna con los calendarios de vacunación y desparasitación; estos no deben modificarse o aplazarse. Es clave aplicar las vacunas a los animales adultos; ellos también son altamente vulnerables.
  • Evita que tu cachorro acuda a sitios donde puedan tener contacto con otros animales o espacios donde se encuentre materia fecal o secreciones de otros individuos de su misma especie.
  • La alimentación balanceada ayuda a fortalecer el sistema inmunitario del canino, o sea que sus defensas podrían contrastar cualquier contacto con agentes que pongan en riesgo su salud.
  • Mantener agua disponible, en buena cantidad y adecuada calidad puede evitar que se deshidraten nuestros animales de compañía.
  • Un examen periódico realizado por profesionales de la salud animal pueden ayudar a detectar en fases iniciales los trastornos y tratarlos oportunamente. 

No dejes de ver: Todo lo que tienes que saber para prevenir el cáncer en perros 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.